Pollinisation de Macrocarpaea sodiroana (Gentianaceae) dans une forêt de nuages d’Equateur

Joseph Torres Berrini – Biólogo, Universidad de Neuchâtel – joseph.torres@unine.ch

La distribution des espèces végétales des néotropiques est très peu connue, à part quelques exceptions pour des cas exceptionnels. De même les modes de pollinisation de beaucoup d’espèces néotropicales restent jusqu’à ce jour méconnus.
Dans le cas du genre Macrocarpaea de nouvelles espèces sont toujours en train d’être découvertes en Equateur.

Suite du texte en langue espagnole…

Mariposas en la bruma

Desde las altas planicies de la sierra ecuatoriana, con su característica sequedad y vegetación en el nor-occidente de la provincia de Pichincha, desciende un camino serpenteante entre las montañas, propiciando entre sus quebradas la existencia de uno de los ecosistemas más ricos del planeta en biodiversidad: orobioma del Chocó Andino, dando origen a una flora y fauna excepcionalmente rica y diversa.

En efecto, la fauna en esta región es muy variada. Encontramos al menos 45 especies de mamíferos, entre los cuales destacan el oso de anteojos, armadillos, guantas, el ratón churí, ardillas, murciélagos, cuchuchos, tigrillos, ratones marsupiales, etc. y probablemente ocelotes, yaguarundíes, chucuris. Existen sobre las 325 especies de pájaros, entre ellos se observan el quetzal de cabeza dorada, los tucanes, motmots y un lek1 activo del gallito de la peña. Existen numerosas variedades de invertebrados, incluyendo 250 especies de mariposas, entre las cuales sobresale la Morpho, por su vistoso color azul eléctrico.

La riqueza y diversidad de la flora de esta zona del nor-occidente de Pichincha me motivó a viajar y visitarla para la toma de datos de campo con el fin de realizar un estudio de polinización de una especie de genciana casi arborescente, Macrocarpaea sodiroana.

Esta planta de la familia de las Gencianáceas se comporta como una planta ruderal, es decir es una pionera, coloniza sobre todo zonas de paso, bordes de caminos, que son zonas de alguna forma disturbadas o modificadas por el hombre. Mide de 3 a 5 metros y posee varias inflorescencias terminales, cada una compuesta de más o menos 5 flores tubulares campanuladas con los órganos reproductores en el inferior de la corola

Un trayecto en medio de la niebla

Desde Quito, por la vía que conduce a la mitad del mundo y cruzando el paso de montaña cercano al volcán Pululáhua, se toma la vía Calacalí-Los Bancos, y en el cruce desde Nanegalito, un camino sinuoso lleva a la parte baja de la reserva Maquipucuna donde se encuentra esta región especialísima, rica en biodiversidad. En el transcurso del viaje hacia la parte baja es impresionante ver como la vegetación va cambiando, se vuelve más exuberante, el ambiente se vuelve caluroso al recorrer algunos kilómetros y caen lluvias intermitentes al descender. Debido a las diversas gradientes de elevación, el clima va de temperado a subtropical, y es habitualmente nublado y lluvioso. Después de alrededor de dos horas de viaje se llega al hospedaje, que es el final del trayecto.

Al adentrarse en un bosque nublado, el cambio de temperatura y la humedad allí existentes es contrastante para alguien que viene de la sierra o de otras latitudes, la vegetación es inmensamente rica y diversa, se pueden ver helechos arborescentes, árboles recubiertos de vegetación epifítica como bromelias y orquídeas; se trata de un ecosistema entre los más diversos del planeta.

Por las características propias de este sendero sinuoso que conduce a la reserva, a causa de lo irregular y fangoso del camino de tierra, iba fijándome en los taludes por si encontraba la planta. Un par de kilómetros antes de llegar pude percibirla, paré, me bajé y constaté que tenía suficientes flores, había llegado en pleno período de floración.

La noche trae mariposas a polinizar

Como antes de llegar ya había identificado las plantas, me dispuse a hacer una observación nocturna para ver cuáles son las especies que las visitan y, eventualmente, las polinizan. El proceso de identificación de plantas incluyó su numeración, georeferenciación y la toma de algunas muestras como testigos del estudio. Dado su número decidí concentrarme en una sola planta, la que tenía la mayor cantidad de flores para observar sus eventuales visitantes en el día y la noche. Esta se encontraba casi al borde del río Umachaca.

El Umachaca es un río de aguas cristalinas, fluye rápidamente, sobre gran cantidad de piedras grandes, su sonido es fuerte y retumbante, su bien oxigenado caudal confluye con el río Alambí, que alimenta al Guayllabamba, el cual, finalmente, desemboca en el Pacífico formando el gran río Esmeraldas.

Mientras pasaban las horas, durante el día pude observar abejas en las flores en estudio y un par de especies de colibríes que aparentemente iban a alimentarse con su néctar. Aparte de estos eventuales visitantes, no existía mucha actividad de interacción.

En la noche, a partir del crepúsculo, comenzaban a llegar, una tras otra, diferentes especies de mariposas nocturnas, el aroma que despedían las flores había aumentado, al mismo tiempo una garúa comenzaba a caer, pero eso no impedía que las mariposas siguieran afluyendo. Hice la observación desde las 18 horas hasta las 3 de la mañana, hasta las horas cercanas al alba, cuando Macrocarpaea sodiroana ya no era visitada por ningún insecto más.

Tomé las fotografías de aquellos polinizadores durante ese período. Estas fotografías son únicas y hasta ahora inéditas, pues no encontré ninguna referencia fotográfica sobre los polinizadores de esta planta, además, las interacciones entre plantas y animales, y sobre todo la polinización, ha sido muy poco estudiada en el neotrópico.

Atracción y recompensa

Las plantas son polinizadas de diferentes formas, por la acción del viento, del agua y de los animales, sobre todo insectos. Para esto las plantas producen recompensas (polen, néctar) y sus órganos florales pueden ser muy vistosos y producir aromas sugestivos con el fin de atraer al polinizador.

Las relaciones entre plantas e insectos se han establecido claramente en el transcurso de la evolución. En cuanto a la polinización, se ha creado una relación de interdependencia, a cambio del transporte de polen por parte del insecto, la planta provee a éste con comida, un lugar de descanso y hasta un sitio de acoplamiento. El conjunto de estas interacciones favorecen el mantenimiento de un equilibrio ecológico, y mantienen la biodiversidad vegetal y animal.

Es de suponer que esta planta es polinizada en la noche ya que tiene flores de color amarillo pálido, cuyo contraste con la oscuridad es evidente, la emisión de aromas comienza a partir del crepúsculo, y es ahí cuando llegan las primeras mariposas. Al pasar las horas llegan diferentes especies de lepidópteros de variadas formas y colores, ya que estas flores emanan un aroma dulce y casi embriagador.

La visita de estos insectos, aunque efímera, involucra una de las funciones más importantes de la vida misma, la polinización, este intercambio genético que hace que las especies puedan reproducirse y prevalecer.

Debido al modo especializado de alimentación de las mariposas, es decir que solamente pueden extraer el néctar, han desarrollado sus largas trompas, que desenrollan introduciéndolas en los órganos especializados de la flor, llamados nectarios. Las plantas polinizadas por estos insectos generalmente presentan flores tubulares o con espolones, que protegen este néctar tan ambicionado por sus visitantes y así facilitar el proceso de intercambio genético, poniendo fuera del alcance de “ladrones de nectar” este recurso de atracción , es el caso de esta gencianácea, Macocarpaea sodiroana.

En ecosistemas boscosos, donde no existe mucho viento, la presencia de vectores que “asistan” al intercambio de genes y ayuden a la reproducción de las plantas es indispensable. Este fenómeno natural se da en los bosques tropicales ya que en ellos generalmente no existe gran cantidad de viento. Por este motivo es primordial mantener habitats viables, proteger ecosistemas únicos contra la deforestación y evitar el uso indiscriminado de pesticidas e insecticidas que eliminan a estos importantes seres.

Lluvia horizontal

Los bosques nublados o bosques de niebla o neblina se encuentran saturados de humedad, la que se acumula en toda la cubierta vegetal durante todo el año. Fenómeno favorecido por la quietud del viento, es por esta razón que el transporte de polen se realiza principalmente a través de organismos con movilidad propia, insectos en su mayoría, por su capacidad a desplazarse y por las variadas adaptaciones que han conseguido durante miles de años con el reino vegetal.

La niebla que recubre a estos bosques está saturada de agua que al chocar con las altas montañas cubiertas de vegetación dan origen al efecto conocido como lluvia horizontal.

Cuando la lluvia cae en los bosques, este funciona como una esponja que almacena agua, la cual es absorbida lentamente por el suelo orgánico (la capa de hojas caídas) y éste a su vez alimenta los acuíferos, gota por gota, formando también quebradas y riachuelos, por lo tanto, es importante cuidar esta reserva ya que provee del líquido vital a las poblaciones aledañas y mantiene la vida en todas sus formas. …

El hombre depende para su alimentación del fruto de muchas especies vegetales, y sin polinización o polinizadores que aseguren este mecanismo la supervivencia de éste se ve afectada.

El trabajo de preparación y comparación internacional

Anteriormente había revisado especimenes de herbario para determinar el lugar en donde estas plantas crecen, sobre todo en la Universidad Católica y en el Herbario Padre Luis Sodiro (religioso italiano y estudioso de la botánica del siglo pasado) QPLS.

Con los especimenes recolectados en esta caminata de investigación, viajé al Instituto de Biodiversidad de San José de Costa Rica, el cual posee una colección importante de insectos, para comparar los especimenes colectados con especimenes existentes a fin de identificarlos. Logré, en el trabajo de aporte científico, determinar individuos hasta la especie en algunos casos y solamente hasta el género en otros.

Invitación a nuevas investigaciones

La distribución de especies vegetales en los neotrópicos es muy poco estudiada, así como las interacciones que éstas mantienen en su ecosistema natural, salvo algunos pocos casos que son excepcionales. Por este motivo, los mecanismos de polinización de estas especies han quedado hasta la actualidad desconocidos. En el caso del género Macrocarpaea, muchas especies han sido recientemente descubiertas, otras redescubiertas.

Dado que estos mecanismos indispensables para la vida no han sido extensamente estudiados o descritos de forma muy parcial y para casos muy especiales, sería deseable que científicos o naturalistas interesados en el tema puedan aportar con su investigación y nuevas observaciones.

¡Todavía resta mucho por hacer!

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *